El uso de drones aparece con frecuencia en los titulares desde el incendio de la Torre Grenfell en Londres en junio de 2017. Durante este incidente, la imagen de un dron DJI Inspire pilotado por el cuerpo de bomberos y salvamento de Kent fue el centro de todas las miradas. Aunque aquel incidente tuvo una gran cobertura informativa, no es ni mucho menos el único caso. Las estadísticas sobre operaciones de lucha contra el fuego y salvamento de 2017 en Inglaterra muestran más de 500 000 incidentes en los que participaron la policía, los bomberos y los equipos de rescate.

La policía colabora habitualmente con los equipos de rescate. Las personas que necesitan auxilio llaman muchas veces al 999 (el número de emergencias en Reino Unido) para emergencias de policía. En función del tipo de emergencia, los operadores envían a los servicios de bomberos, de búsqueda y salvamento o médicos. La policía tiene mucha presencia en las misiones de búsqueda y salvamento en las que hay vidas humanas potencialmente en peligro.

Los departamentos de policía de Devon y Cornualles y de Dorset formaron una alianza en 2016, e iniciaron un programa conjunto de drones en 2017. El objetivo era mejorar la eficiencia y eficacia de sus operaciones mediante la prueba y adopción de nuevas tecnologías.  Enseguida se dieron cuenta que el uso de drones ofrecía nuevas soluciones para viejos problemas.

Colgando de un acantilado

Un ejemplo típico de la colaboración entre policía y equipos de salvamento es el caso en el que alguien se lesiona o se extravía haciendo senderismo, montañismo, navegación u otras actividades al aire libre. Inglaterra tiene muchos kilómetros de costa en los que son frecuentes incidentes durante actividades de escalada o senderismo. Cuando las policías de Devon y Cornualles y de Dorset reciben una llamada de auxilio, emprenden inmediatamente las labores de búsqueda en el lugar del incidente al tiempo que envían una solicitud de ayuda a otras agencias, como los Guardacostas de Su Majestad.

“Cuando llegamos al lugar de incidente, lo primero es conseguir una visión general de la situación para poder informar a los guardacostas y definir qué acciones conjuntas vamos a realizar” afirma Ricky Fidler, piloto en jefe de drones de la policía de Dorset. “Somos responsables de la recogida de información inicial, y es ahí donde los drones son de gran ayuda. Especialmente en zonas como acantilados en las que no hay acceso directo a pie, poder ver la zona desde el aire es muy importante. Algunas de las principales ventajas del nuevo Mavic 2 Enterprise, además de su fiabilidad, son su reducido tamaño, la rapidez con la que está listo para volar y lo fácil que es de usar.”

Durante las operaciones de búsqueda y rescate es vital disponer de suficiente tiempo de vuelo. Con el Mavic 2 Enterprise se puede volar más tiempo, con una batería que dura hasta 31 minutos. Además, la batería dispone de autocalentamiento, por lo que puede funcionar en temperaturas de hasta -20 °C (-4 °F). Esto es una gran ventaja, ya que los accidentes ocurren durante todo el año.

Salvando vidas

Con el equipo de rescate vertical de los guardacostas en camino, la policía asegura el área y se pone en contacto con el afectado. El nuevo altavoz del Mavic 2 Enterprise facilita la comunicación entre los agentes y las personas en peligro.

Se pueden dar señas visuales o sonoras y así los afectados pueden estar tranquilos sabiendo que la ayuda está en camino. Cuando llegan los guardacostas, el altavoz del M2E permite la comunicación entre equipos mientras el agente del equipo de salvamento desciende con una cuerda hasta la base del acantilado para rescatar a la persona.

Las operaciones de salvamento pueden desarrollarse en cualquier momento del día, así que disponer de un foco es muy útil cuando no hay suficiente luz diurna. Con el foco del Mavic 2 Enterprise, el dron puede ayudar a encontrar a los desaparecidos. “No solo nos ayuda a acceder a los afectados, también nos permite iluminar la zona durante las operaciones de rescate. Eso mejora la seguridad de todos los implicados en la operación y ayuda al comandante a cargo del incidente en su toma de decisiones”, señala Tom Shainberg, piloto en jefe de drones de la policía de Devon y Cornualles.

Esto es especialmente útil en acantilados, donde es muy complicado instalar un foco. El Mavic 2 Enterprise con un foco instalado puede iluminar la operación haciendo vuelo estacionario sobre el agua.

El foco del M2E identifica y ayuda a rescatar a un escalador atrapado en la base de un acantilado de más de treinta metros con poca luz solar.

Pilotar un dron en entornos como un acantilado puede suponer un desafío. El Mavic 2 Enterprise dispone de detección de obstáculos omnidireccional con la que se puede mantener lejos del acantilado, la vegetación y el equipo de rescate.

Las personas que necesitan ser rescatadas se encuentran muchas veces en lugares remotos en donde la conexión puede ser inestable. Shainberg añade “OcuSync 2.0 nos permite tener una conexión estable e imagen de mejor calidad con una resolución de descarga máxima de 1080p, cambio automático de frecuencia y un alcance de transmisión más largo.”

Salvaguardando la información

Tras una misión de salvamento, la policía habitualmente revisa los vídeos del dron para evaluar la operación y dar formación. Este proceso es más preciso gracias a las nuevas marcas temporales GPS. Las marcas de tiempo que se incluyen en fotografías y vídeos permiten conocer la secuencia temporal y la localización de los hechos. Con ellas, los agentes pueden reconstruir los detalles del incidente. La nueva protección por contraseña mantiene toda la información a salvo durante y después de las misiones.En el trabajo policial, la seguridad de los datos es un factor fundamental. Al necesitar introducir una contraseña para despegar o para acceder a la memoria interna de 24 GB, se garantiza la seguridad de la información incluso si el dron cae en las manos equivocadas.

El futuro del uso de los drones por parte la policía del Reino Unido

Fidler y Shainberg afirmaron sobre el uso de drones en operaciones policiales: “la integración de los drones en el trabajo diario tendrá un impacto enorme en los resultados que podremos obtener en el futuro. Al menos en Devon y Cornualles y en Dorset, el uso de drones va en aumento constante, haciendo que las operaciones sean más eficaces y reduciendo los riesgos para los agentes.

Además al cooperar con nosotros, los equipos de salvamento pueden ver la eficacia de los drones en las operaciones diarias y lo útiles que son para el trabajo de salvamento. Esto les animará a interesarse más en el potencial del uso de drones en el futuro.” El equipo de drones de la Alianza de Devon y Cornualles y de Dorset considera que el Mavic 2 Enterprise es una buena respuesta a las necesidades reales de los equipos de seguridad pública y de policía, y tiene ganas de trabajar con él.

DJI
DJI, líder mundial en tecnología de drones civiles y de imagen aérea, es una empresa fundada y dirigida por personas apasionadas por los helicópteros a control remoto y expertos en tecnología de vuelo controlado y estabilización de cámara. La empresa se dedica a producir equipos de fotografía y filmación aérea, proporcionando plataformas más accesibles, fiables y de más fácil uso para emprendedores e innovadores de todo el mundo. DJI realiza actualmente operaciones de alcance internacional en América, Europa y Asia, y sus soluciones y productos revolucionarios son preferidos por clientes de más de 100 países para diversas aplicaciones: filmación, construcción, inspecciones, respuesta a emergencias, agricultura, conservación y otras industrias y sectores.